Uso de las velas según su color

Blanca: para todo tipo de pedidos de ayuda, principalmente armonía y salud.

Amarilla: para dinero y poder.

Roja: para aumentar la pasión, el amor, energizar y derribar negatividad.

Verde: para salud física, mental, emocional y energética.

Azul: para aportar calma, tranquilidad, serenidad y paz, colaborando con el equilibrio mental.

Rosada: para el amor, la salud, la armonización general y las intervenciones quirúrgicas.

Violeta: para transmutación de la energía, liberación de cargas kármicas y problemas serios de salud.

Lila: similar a la violeta, especial para la vista y los ojos.

Celeste: para la armonía, unión familiar y potenciar la claridad mental en proyectos de cualquier tipo.

Anaranjada: para conjugar la fuerza del rojo y el amarillo, propiciando claridad, fuerza y armonía.

Marrón: para el dinero, los éxitos en general y los logros personales.

Negra: para alejar negatividad y cortar trabajos de magia negra.

No hay que olvidar que es de vital importancia la intención que se proyecta en la vela al encenderla, para que el pedido realizado pueda abrirse caminos con la luz de la misma.


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>